Nuestras Socias

“Las mujeres tenemos que atrevernos y dejar de autosabotearnos a la hora de asumir desafíos”

03 abril 2020

Constanza Arjona es ingeniera comercial y nueva gerente de Logística Internacional de CMPC. Comenzó su carrera profesional a los 23 años, logrando amplia experiencia en áreas comerciales, gestión de operaciones y planificación estratégica, en un rubro industrial e históricamente masculino. En este artículo, confirma que las mujeres deben “creerse el cuento” y tomar las oportunidades que surjan.

 

La ingeniera comercial Constanza Arjona acaba de asumir el importante desafío de convertirse en la gerente de Logística Internacional de CMPC Celulosa. Lo hace, con el reto de lograr la continuidad de las operaciones en la modalidad homeoffice, debido al inesperado escenario de pandemia global del coronavirus. “Se me presentó hace un tiempo una buena oportunidad de sumarme a este gran equipo y la tomé. Ha sido difícil y una tremenda tarea de liderazgo en una época compleja, pero estoy muy entusiasmada y poniendo todo de mi para que resulte”, asegura Constanza, quien ha estado “muy pendiente de que exista una interacción fluida entre el equipo, que logremos establecer rutinas de coordinación y de trabajo ordenadas para poder superar esta anormal situación”.

Con 35 años, se ha propuesto contribuir al holding forestal y papelero con una mirada innovadora, amiga de las nuevas tecnologías y los cambios disruptivos, con el objetivo de que el negocio “funcione de una manera más moderna y ágil, más internacional, donde tenemos un montón de oportunidades, desde cómo hacemos una logística más efectiva para cliente, además de agregar valor a la cadena de suministro”.

Egresada de la Universidad Católica, comenzó su aventura laboral a los 23 años  en el área comercial de la agencia marítima Ultramar. Allí se formó como profesional, estuvo once años y logró asumir altos puestos. “Allí tuve realmente la oportunidad de aprender. Soy una agradecida porque pude nutrirme de personas que me han aportado muchísimo en mi carrera y que han valorado mis ideas, además de la visión femenina que es integradora y aporta equilibrio”, afirma Constanza.

Recuerda que desde el primer momento se enfrentó a una compañía “muy tradicional y de mucha experiencia, en un rubro muy duro y masculino como es el naviero, pero me enamoré al corto andar, porque me topé con una empresa que me dio espacio para aportar con ideas y hacer muchos cambios”.

“Las mujeres tenemos que atrevernos, creernos el cuento y dejar de autosabotearnos», Constanza Arjona.

En Ultramar, fue nombrada para hacerse cargo de los negocios marítimos de la agencia, uno de los negocios más tradicionales de la empresa. Este cargo le entregó la oportunidad de viajar y conocer diversas culturas, algo que le llama mucho la atención y le motiva hacer en sus tiempos libres. “En ese minuto, me ofrecieron ponerme un traje que me quedaba bastante grande y lo tomé. Fue un año complejo, en el que también tuve a mi primera hija, pero asumí todo y me tiré un poco a los leones. Los resultados del negocio fueron luego hablando por sí solos”.

Constanza es una convencida de que “las mujeres tenemos que atrevernos, creernos el cuento y dejar de autosabotearnos. Hay estudios que indican que nosotras necesitamos estar cien por ciento seguras para asumir nuevas posiciones, siendo que los hombres toman el desafío sin tener tanta certeza de que cumplen con los requisitos del cargo”, explica.

Tras haber completado un ciclo en Ultramar, en 2018 decidió emprender un nuevo rumbo y llegó a liderar la consultora The House Advisory. “Tenía contacto directo con los socios, de quienes aprendí muchísimo. Eran espacios de decisión más estratégicos, que dependen mucho del trabajo del día a día. Fue un gran desafío de autodisciplina” destaca.

En su plano más personal, tiene 10 años de matrimonio y dos hijos que la acompañan en su gusto por viajar, conocer y vivir nuevas experiencias. Se considera una persona afortunada, sociable y que ha ido construyendo una familia extendida con sus propios amigos, dado que es hija única.

Asegura que unirse a Redmad “ha sido una gran experiencia, en donde he podido conocer y compartir la historia de muchas mujeres exitosas en distintos ámbitos”. En esta línea, valora de sobremanera el haber conocido a su círculo “que se transformó en un espacio de confianza, en el que compartimos nuestros desafíos y también nuestras frustraciones profesionales, en un grupo de tremendas mujeres dispuestas a aconsejar y dar una mirada fresca”.

Compartir

Artículos relacionados

Elvira Chadwick: “El rol de los investigadores es llevar la calle a las mesas de toma de decisiones”

Elvira Chadwick: “El rol de los investigadores es llevar la calle a las mesas de toma de decisiones”

29 julio 2020 Leer noticia
La mujer que abre camino en las mesas directivas de las empresas familiares

La mujer que abre camino en las mesas directivas de las empresas familiares

29 julio 2020 Leer noticia
“La diversidad es una riqueza y el que no la sabe ver está dejando de ser productivo”

“La diversidad es una riqueza y el que no la sabe ver está dejando de ser productivo”

26 junio 2020 Leer noticia