Nuestras Socias

“En una futura crisis no pueden existir personas pasando hambre”

26 junio 2020

Con más de una década de experiencia en la dirección de fundaciones, Nicole Romo se incorporó a REDMAD en septiembre de 2019, con el objetivo de “formar parte de un espacio colaborativo que reconoce el valor de la mujer”. Cree profundamente en el rol de la sociedad civil para impulsar cambios estructurales en el país y destaca la importancia de estas organizaciones para llegar con ayuda a los territorios en el contexto de la pandemia. Aunque advierte que el tercer sector –como también se denomina a este actor social– también ha sido duramente golpeado por la crisis.

Nicole Romo es directora social de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, desde donde impulsa políticas públicas para terminar con la pobreza y la exclusión social en Chile. Con más de 15 años de trabajo en el mundo de la sociedad civil, destaca que este sector “va donde el Estado no llega y donde el sector privado, no le interesa llegar”.

Para ella, el rol de este mundo, que comprende desde los movimientos sociales, las organizaciones sin fines de lucro y las diversas iniciativas impulsadas desde los ciudadanos, es visibilizar causas y sostener las conversaciones incómodas respecto a temas como la desigualdad y la segregación en el país. Si bien considera que el sector ha cumplido un rol importante en la historia de Chile, cree que en los últimos años le “faltó fuerza para impulsar estas demandas” y que el estallido social los tomó por sorpresa. “No porque no lo viéramos venir, sino que por la intensidad que tuvo de un día para otro”, dice Romo.

Hoy, frente a la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del Coronavirus, resalta la importancia de las organizaciones sociales para resolver las carencias más urgentes “y promover los cambios estructurales que el país necesita para asegurar un bienestar adecuado a todas las personas”, afirma. Como ejemplo, es enfática en señalar que “en una futura crisis, no puede volver a suceder que existan personas pasando hambre. En Chile hay personas que si no pueden salir a trabajar, al día siguiente ya no tienen para comer”, dice Romo. “Ahí la sociedad civil es clave en instalar esta conversación”.

Los desafíos que ha dejado la pandemia

En su rol desde la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Nicole ha podido ver el impacto económico de la pandemia en las fundaciones. “Como en Chile no hay financiamiento basal, las organizaciones viven de las donaciones y de los fondos estatales, de los cuales algunos son estables, pero muchos son fondos concursables. Actualmente hay muchas empresas se han visto afectadas por la crisis y han dejado de donar. Por su parte el Estado está redireccionando recursos con foco en la emergencia y no hay certeza respecto a los fondos”.

“Lo paradójico de esto es que la sociedad civil está tremendamente demandada por el Estado y el sector privado para colaborar en la entrega de ayuda. Se espera que haga su trabajo de estar presente en los territorios, pero hay muy poco apoyo económico para hacerlo y poder sostenerse en esta crisis”, detalla Romo.

A pesar de esta tensión, considera que el contexto actual es una gran oportunidad para volver a construir el tejido social del país y fortalecer la asociatividad. “La pandemia permite articularse y apoyarnos mutuamente para resolver las necesidades básicas. Es una posibilidad de desarrollar el ejercicio del poder, organizarse y que las comunidades den respuestas colectivas de manera autónoma, sin perjuicio de la responsabilidad del Estado”, recalca.

La importancia de profesionalizar el tercer sector

Siendo trabajadora social de profesión, en 2010 Nicole Romo viajó a estudiar un magíster en administración de organizaciones sin fines de lucro en la Universidad de San Francisco. De su paso por Estados Unidos rescata el profesionalismo con el que las fundaciones operan en ese país, un aspecto en el que considera que se debería avanzar en Chile y para el cual el rol de los directorios es a su juicio fundamental.

“Las personas que trabajan en la sociedad civil tienen una buena cuota de compromiso y de interés genuino por hacer la diferencia. Pero para sostener ese recurso humano, se necesita de una estructura, de un directorio que entienda que el buen funcionamiento de una organización pasa por todos sus niveles, por la dirección ejecutiva, equipos técnicos, voluntarios y todas las áreas de gestión”, afirma.

Por esta razón enfatiza en la importancia de que las fundaciones cuenten con recursos para desarrollar una buena administración y “no solo para la primera línea de atención a las personas. Esto es una inversión que incide en la calidad del servicio que presta la organización, que le permite sostenerse en el tiempo y ser realmente transformadoras”.

Nicole subraya el rol histórico de las fundaciones y organizaciones no gubernamentales en la historia de Chile. “Si tú miras el tema de la infancia, los primeros en hacerse cargo de los niños en situación de pobreza o abandono fueron las organizaciones de la sociedad civil. Lo mismo pasa con las agrupaciones de mujeres, las personas mayores, los campamentos, incluso el tema de la salud. La sociedad civil ha empujado cambios que luego se han convertido en políticas de Estado. Es un sector que se va anticipando a las políticas públicas”, destaca.

Desde este punto de vista subraya el rol de REDMAD como “un espacio colaborativo formado por mujeres con distintas trayectorias, que reconoce el valor de la mujer y que empuja hacia una sociedad más solidaria donde haya un equilibrio entre hombres y mujeres”, concluye.

Compartir

Artículos relacionados

Elvira Chadwick: “El rol de los investigadores es llevar la calle a las mesas de toma de decisiones”

Elvira Chadwick: “El rol de los investigadores es llevar la calle a las mesas de toma de decisiones”

29 julio 2020 Leer noticia
La mujer que abre camino en las mesas directivas de las empresas familiares

La mujer que abre camino en las mesas directivas de las empresas familiares

29 julio 2020 Leer noticia
“La diversidad es una riqueza y el que no la sabe ver está dejando de ser productivo”

“La diversidad es una riqueza y el que no la sabe ver está dejando de ser productivo”

26 junio 2020 Leer noticia