Corporación Red de Mujeres de Alta Dirección

Conoce nuestro Twitter Cononce nuestro LinkedIn Contactate con nosotras

¿Deseas ser parte de Red Mad? .. Postula Aquí

¿Deseas ser parte del círculo de socias? ..
Postula Aquí

Noticias

Ramiro Mendoza: "Estamos en un instante de tensión social"

Mayo, 2018

El abogado, actual decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez y ex contralor general de la República, ofreció una aplaudida charla organizada por RED MAD. En ella, sostuvo que estamos viviendo un cambio social profundo, que no va a cambiar con exceso de leyes, sino con una articulación entre Estado, empresariado y sociedad civil. Además, se mostró a favor de las cuotas para disminuir la brecha de género: “cuando están bien hechas, sirven”.

“El problema público existe cuando la sociedad toma conciencia que algo hay que hacer. Y esa toma de conciencia es un proceso irreversible”, dijo el abogado Ramiro Mendoza, durante la charla “Paradigmas nuevos y problemas viejos: ¿Siguen las discriminaciones?”. Organizado por RED MAD Mujeres en Alta Dirección, el coloquio se realizó el lunes 28 de mayo en el Hotel Doubletree, con el auditorio completo. Allí, el ex contralor general de la República (2007-2015) y actual decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, ahondó en la transformación social que estamos presenciando, así como en sus pivotes: transparencia, corrupción, confianza y género. “Estamos en un instante de tensión social, que no se va a acabar con la dictación de una ley”, aseguró.

Así como algunos hablan de cambio climático, este es un cambio social. Así lo afirmó Ramiro Mendoza, quien agregó que la confianza es vital para sostener al país. “La corrupción apareció y es un factor determinante en la desconfianza. Y la pérdida de confianza destruye el talento. Pero si tengo mucha confianza, la corrupción disminuye”, señaló Mendoza. En este sentido, presentó cifras de confianza de diversos países. Según Word Value Survey 2010-2014, Chile es uno de los países con menor confianza social en el mundo: solo 12,4% de los chilenos afirma que se puede confiar en la mayoría de la gente, mientras que otros como Países Bajos, Nueva Zelanda o Australia, superan el 60%. Además, se presenta una baja confianza en el gobierno como tendencia mundial.

El abogado afirmó que no hay ninguna posibilidad de salir del subdesarrollo si el Estado no funciona bien y si las empresas no superan su propia calidad de gobierno. La sociedad civil, por su parte, debiera tener la capacidad de convertirse en puntos de incidencia. De tener algo que decir y ser escuchada. De este modo, hay que orientarse hacia procesos de verdadera articulación y amalgama entre Estado, sociedad civil y empresarial.

A favor de una ley de cuotas

El ex contralor contó a la audiencia que pertenece a dos directorios: en el primero hay solo una mujer, en el segundo no hay ninguna. Una realidad que se condice con las cifras que el mismo experto presentó: según estudios de Deloitte, 6,5% de las sillas de directorios en Chile son ocupadas por mujeres; y 0% de ellas son presidentas de las juntas. A propósito de esta realidad, habló de estar a favor de una ley de cuotas. “Hay esfuerzos que son culturales y hay otros que no, que son mix: culturales, legales, presupuestarios”, dijo.

“La leyes de cuota, cuando están bien hechas, sirven. Tienen que tener, eso sí, un efecto económico e intención de retiro. No instalarse como paradigmas permanentes en la sociedad”, agregó el abogado, aludiendo a la posibilidad de que una ley de cuotas tuviera −desde su creación− una fecha de extinción y que, al mismo tiempo, debía impulsar incentivos económicos a quienes la cumplían y castigos tributarios a quienes no. Asimismo, aseguró que el reciente proyecto de reforma constitucional para impulsar la equidad de género no es suficiente, sino que se necesita imbricación social, constitucional, legal y cultural.

Exceso de leyes

Para el decano y académico, el Estado chileno ha sufrido varios cambios desde su existencia: originalmente fue procedimentalista −orientado a procesos−, luego gerencialista −orientado a resultados, mediciones y utilización de mecanismos de mercados−; y hoy es un Estado de redes −con la sociedad civil incorporada en el diseño, ejecución y evaluación de lo público−.

En este nuevo contexto, el género y sustentabilidad son un nuevo pilar de la gobernanza. Sin embargo, se ha dado pie a un exceso de leyes, lo que carece de cordura: se publican más de 85 leyes por año, vamos en la 21.090, además de 11 mil Decretos con Fuerza de Ley, y las leyes no numeradas que existen. “Una ley no será la salvación. No podemos administrar un país a través de silos, hay que vincularlos entre ellos. En el caso del género, este es un problema transversal”, comentó. “Hay muchos países que no pueden salir del subdesarrollo, estando en la puerta de salida del túnel. Porque la comodidad del crecimiento no sirve para salir de ahí”, finalizó.

Colaboradores

Hotel Double Tree
Fidelizador