Opinión

Por Alejandra Mehech, socia REDMAD:

La corresponsabilidad que demandan las nuevas generaciones

Hoy existe una mayor conciencia de que el concepto adecuado para abordar las políticas de conciliación familiar en las empresas es el de corresponsabilidad y, las nuevas generaciones están exigiendo los mismos derechos para ambos padres.

Las empresas se enfrentan hoy a un desafío que, tengo la intuición, aun no saben muy bien cómo resolver. Hoy conviven diversas generaciones al interior de sus equipos, personas con visiones del mundo totalmente diferentes, en cuestiones que hasta hace algunos años eran obvias para todos. Como, por ejemplo, que los hombres ayudan en el cuidado de los hijos y en las tareas domésticas o que los permisos de trabajo son beneficios que corresponden especialmente a las mujeres.

He trabajado toda mi vida en el área de recursos humanos y he podido constatar cómo ha ido cambiado la visión sobre estos temas. A comienzos de los 2000, por ejemplo, implementamos el primer programa “Trabajo y Familia” en Banco Santander, donde estuve por casi 20 años. Se trataba de una iniciativa pionera, que buscaba generar condiciones para que las mujeres pudiesen compatibilizar de mejor forma el trabajo y su familia.  Con el tiempo nos dimos cuenta de que esto de las puras mamás no era suficiente y comenzamos a entregarle beneficios también a los padres, como, por ejemplo, días de permiso posnatal.

Hoy existe una mayor conciencia de que el concepto adecuado para abordar estas políticas de conciliación familiar es el de corresponsabilidad, en donde padres y madres puedan acceder a los mismos beneficios relativos al cuidado de la familia. En mi caso, con el tiempo constatamos que el número de mujeres en posiciones de jefatura sí había aumentado, pero que el desafío aun era muy grande para alcanzar cifras cercanas a las de los hombres. En eso, las políticas de corresponsabilidad juegan un papel relevante.

Mas aun, hoy las empresas tienen la exigencia de avanzar hacia estas prácticas porque sus mismos colaboradores se lo están exigiendo. Los jóvenes de entre 25 y 35 años, que hoy integran a la fuerza laboral, ya no se paran desde la vereda del querer “ayudar”, el cambio de es súper potente. Ellos entienden que es parte de su pega estar con sus hijos, cuidarlos y acompañarlos cuando están enfermos, asistir a las actividades escolares, dividir el trabajo de la casa, etc., y hoy le están exigiendo esa flexibilidad a sus organizaciones. El Manual de Corresponsabilidad Parental, recientemente publicado, es una ayuda y guía para las empresas que se animen a avanzar en estos temas.

El gran desafío para las empresas será cómo adaptar sus políticas de trabajo, de tal modo que estos nuevos profesionales se sientan cómodos, y que las otras generaciones, que crecieron con otros modelos y roles de género, puedan convivir con estas exigencias.

Tanto hombres como mujeres hoy tienen el derecho y la libertad de trabajar si lo desean y esto va a implicar probablemente un cambio importante en el mundo del trabajo. Modalidades como el teletrabajo o la flexibilidad horaria son alternativas que pueden apuntar en esa dirección.

Las empresas están obligadas a adaptarse a esta nueva realidad y yo creo que hay gran esperanza, pero para ello tienen que avanzar con convicción en políticas y estrategias que permitan la existencia de la corresponsabilidad parental.

Compartir

Artículos relacionados

Fortaleciendo el liderazgo desde nuestro mundo interior

Fortaleciendo el liderazgo desde nuestro mundo interior

¿Máquinas machistas?  El reto es tener a más mujeres diseñando inteligencia artificial

¿Máquinas machistas? El reto es tener a más mujeres diseñando inteligencia artificial

Flexibilidad laboral: un eje estratégico para las empresas

Flexibilidad laboral: un eje estratégico para las empresas