Nuestras Socias

Tendiendo puentes entre la industria publicitaria y la sociedad

Maribel Vidal es socia fundadora de REDMAD y actual vicepresidenta de Planificación Estratégica en McCann Chile. La publicista cuenta con más de 30 años de carrera en las comunicaciones comerciales y fue reconocida con el Premio de la Asociación Nacional de Avisadores de Chile (Anda) 2019. En esta entrevista, repasa los desafíos de las organizaciones y el rol de la mujer en la sociedad actual.

Maribel Vidal acaba de ser reconocida por la Asociación Nacional de Avisadores con el premio Anda 2019, convirtiéndose en la segunda mujer destacada por el gremio que reúne a los más importantes actores de las comunicaciones comerciales y el marketing, por su contribución al desarrollo social y económico del país desde la publicidad.

Para la publicista y actual vicepresidenta de Planificación Estratégica en McCann Chile, este galardón da cuenta de su compromiso con el crecimiento de la industria publicitaria de la mano de todos los actores sociales. “Están viendo aquellas cosas en las que yo estoy tratando de ser un aporte, de ir más allá de la industria, en esta lógica de tender puentes, de hacer vínculos con la sociedad civil”.

Con más de 30 años de trayectoria, Maribel sentó las bases de su carrera en una de las más grandes agencias publicitarias del mercado, desde donde se ha vuelto un referente para las nuevas generaciones. Asegura que promueve el liderazgo femenino y sin estereotipos, tras notar que “hay algunas mujeres que no se sienten cómodas transformándose en una modalidad masculina para poder liderar”. Bajo esa línea, ejerce también como presidenta de la Women Leadership Council de McCann Worldgroup Latam y el Caribe.

Ha participado en los directorios de Acción Empresas, Fundación Casa de la Paz y se desempeña hace diez años como directora de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, que articula a más de 230 fundaciones que trabajan para superar la pobreza y la exclusión, ayudando a definir líneas de trabajo desde la vereda del pensamiento estratégico. Señala que su intención siempre ha sido conectar “dos mundos que a simple vista no conversan, como son las organizaciones civiles y el mundo privado, que no eran una conversación obvia hace 15 años atrás, porque, aunque tienen intereses similares, hablan distintos idiomas”.

Maribel, además, trabaja activamente para que la publicidad sea un agente de cambio en la sociedad, promoviendo la inclusión de diversas miradas y la igualdad de género, porque desde esta industria “se pueden abrir o cerrar mundos, dependiendo de lo que uno diga”.

En ese contexto, fue una de las gestoras del acercamiento entre ONU Mujeres y el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar), cuyo directorio integra hace unos veinte años, en el marco de la Unstereotype Alliance, una iniciativa de las Naciones Unidas que busca poner fin a los estereotipos en la publicidad y los medios de comunicación.

Considerada una experta en el estudio del consumidor chileno, ha sido docente en las universidades del Desarrollo, Adolfo Ibáñez, Católica de la Santísima Concepción, del Pacífico, Andrés Bello y la Universidad Casa Grande en Ecuador, transmitiendo a sus alumnos su pasión por el análisis del comportamiento humano, el uso de las herramientas de la comunicación y la evolución de las marcas para responder a una sociedad cada vez más activa y vigilante.

La mujer como líder inclusiva

Maribel es una ávida lectora y dedica amplia parte de su tiempo libre a las causas que la mueven. Dice que “todo lo que empieza siendo una motivación personal, se transforma tarde o temprano en un insumo para conocer a la gente”.

La socia fundadora de REDMAD asegura que la situación social actual de Chile empuja a las organizaciones a adoptar modelos de liderazgo inclusivos y equipos de trabajo diversos, desde las bases hasta las esferas de decisión, de manera de garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

En este contexto, cree que la presencia de la mujer es determinante. “Cuando estamos hablando de dialogar para solucionar los temas que nos preocupan y ocupan como sociedad, en esas mesas tiene que haber personas con ‘habilidades blandas’, como la escucha activa, la empatía y la adaptabilidad, que aparentemente han sido más sensibles a las mujeres, por alguna razón cultural o fisiológica”.

Compartir

Artículos relacionados

Promoviendo el valor de integrar miradas diversas desde la academia

Promoviendo el valor de integrar miradas diversas desde la academia

«Las mujeres en la alta dirección tenemos la misión de  traccionar a más mujeres»

«Las mujeres en la alta dirección tenemos la misión de traccionar a más mujeres»

«Cuando surge la oportunidad, las mujeres debemos esforzarnos  aún más para destacar entre los hombres»

«Cuando surge la oportunidad, las mujeres debemos esforzarnos aún más para destacar entre los hombres»