Nuestras Socias

Conociendo a Soledad Neumann:

De la lógica del mundo informático a la dirección de empresas

Con una amplia experiencia en temas de asuntos corporativos, responsabilidad social, reputación corporativa y ética empresarial, hoy Soledad Neumann está liderando la gestión de la Cámara Española de Comercio de Chile como gerente general.

Soledad Neumann ha vivido toda su vida rodeada de hombres. Con tres hijos hombres, una trayectoria laboral en el sector financiero por más de 13 años, a cargo de la dirección de organizaciones sin fines de lucro y gremiales con directorios predominantemente masculinos, y la experiencia de haber vivido en su etapa escolar en Australia y Papúa Nueva Guinea, determinó en gran parte su forma de ser hoy: una mujer independiente, proactiva, autovalente, práctica y un estilo de liderazgo orientado al trabajo en equipo.

Hoy, como gerente general de la Cámara Española de Comercio busca que ésta sea un puente o facilitador para que la inversión española encuentre la acogida y receptividad necesaria en el mercado empresarial chileno. “Esta es la segunda cámara binacional con mayor inversión extranjera en el país, con una gran diversificación de empresas en distintos sectores de negocios, que buscan aportar al crecimiento y desarrollo de Chile, pues poseen vocación de permanencia”, cuenta Soledad Neumann. “Este año tenemos importantes desafíos por delante porque celebraremos nuestro centenario, el cual constituye una excelente oportunidad para poner en valor el legado, trayectoria, aporte, tesón y compromiso de tantas empresas, empresarios y emprendedores de origen español en nuestro país”, dice nuestra socia, quien tiene el objetivo de ejecutar un plan estratégico junto a su presidente José Enrique Auffray y un directorio conformado por 21 personas.

Entre los proyectos de este año, la Cámara suscribirá un convenio con el Ministerio de la Mujer y para la Equidad de Género, y sus empresas asociadas, cuyo objetivo es incentivar a las más de 300 compañías socias a avanzar hacia la incorporación de prácticas empresariales que conduzcan en este sentido, suscribiendo el Índice de Paridad de Género (IPG).

«La idea es que las empresas den los primeros pasos, haciéndose una autoevaluación, para luego desarrollar un plan de acción tendiente a ir acortando sus brechas y puedan avanzar progresivamente a una mayor participación laboral femenina en sus organizaciones, en sus cargos de alta dirección y en equilibrar la brecha salarial”, dice.

De la informática a las humanidades

Soledad comenzó su carrera en el sector informático, en Philips y Laboratorios Chile, pero a poco andar se fue inclinando hacia temas humanistas, como las áreas de comunicaciones y asuntos corporativos, en gran parte por sus habilidades sociales y buenas relaciones interpersonales. A comienzos de los 90’, comenzó a trabajar en el Banco Edwards como subgerente de Comunicaciones Corporativas, en donde estuvo por casi 14 años.

Luego de trabajar en el Club Balthus por poco más de un año como gerente comercial, asumió su primera experiencia como directora ejecutiva de la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC), una corporación sin fines de lucro orientada a promover, entre los empresarios y la alta dirección de las compañías, una gestión empresarial centrada en el desarrollo de las personas. En este cargo, que ejerció por casi trece años, tuvo la oportunidad de viajar y participar en congresos internacionales y regionales junto a directivos de empresas del mundo entero. En 2017, asumió como gerente comercial del Instituto Oncológico Arturo López Pérez, hasta que fue invitada por la Cámara Oficial Española de Comercio.

Cuenta que este año, su regalo de Navidad fue incorporarse como socia REDMAD. “Las mujeres en el día a día administramos tal diversidad de temas laborales y familiares que muchas veces no nos concedemos espacios para nosotras mismas. Integrar REDMAD es uno de ellos”, dice Soledad Neumann. Y agrega: “Creo firmemente en el valor de las redes de contacto, y nosotros las mujeres tenemos que visibilizarnos más. Una manera de hacerlo es a través de redes como ésta. Afortunadamente, hoy las empresas no están solo conscientes de la importancia del aporte femenino y de la riqueza de la complementariedad en la gestión empresarial, sino que están tomando acciones al respecto”.

Compartir

Artículos relacionados

«Si queremos ser parte de los espacios de poder, hay que estar presente»

«Si queremos ser parte de los espacios de poder, hay que estar presente»

«Las capacidades especiales las tiene Superman, nosotros no»

«Las capacidades especiales las tiene Superman, nosotros no»

«La evolución de la cultura es a valorar los trabajos de cuidado»

«La evolución de la cultura es a valorar los trabajos de cuidado»