Corporación Red de Mujeres de Alta Dirección

Conoce nuestro Twitter Cononce nuestro LinkedIn Contactate con nosotras

¿Deseas ser parte de Red Mad? .. Postula Aquí

¿Deseas ser parte del círculo de socias? ..
Postula Aquí

CONOCIENDO A

“Llego a las empresas a ordenar la casa”

Marcia Carrasco, Socia Corporación RED Mujeres Alta Dirección:

Gerenta de facilities de Rabobank Ingeniera civil de la UDP,es una experta en logística con casi dos décadas de intensa trayectoria

Cuando hace 17 años partió trabajando en logística, había cuatro mujeres en el rubro. Ahora no sólo son más, sino que el área es vista con otros ojos. “Antes no se la percibía como necesaria. Actualmente es considerada el corazón de la empresa”, dice Marcia Carrasco, ingeniera civil de la U. Diego Portales, 42, con un diplomado en gestión logística integral en la U. Mayor.

Desde hace cuatro años es gerenta de facilities de Rabobank Finance y su lista de deberes es enorme. Debe preocuparse de la seguridad física -desde que funcione el monitoreo de las cámaras hasta el plan de evacuación-, la mantención de las oficinas, que estén pagadas las cuentas, que se guarden los contratos físicos, el servicio de alimentación, las máquinas de snacks, el arriendo del auto para el gerente general y hasta la compra de las tarjetas de visita.

“Soy feliz haciendo mi trabajo. Siempre hay algo por aprender, no importa el área de negocios”.

Su secreto es ser muy ordenada, tener paciencia y tolerancia a la frustración, “porque cuando pides plata para hacer una mejora muchas veces te dicen que no”. Suya fue la idea de instalar paneles fotovoltaicos en la casa matriz de Rabobank en Ciudad Empresarial. Además de darle un espaldarazo al medio ambiente la cuenta de la luz bajó a casi la mitad.

Tiene claro que cualquier ahorro que consigue “va directo a la línea final”.

Desde pilas a vacunas

Casi no hay rubro por el que no haya pasado. Fue subgerente de operaciones de Loginsa, dueña de centros de distribución, donde tuvo a cargo 14 clientes, entre ellos, Paris y Haier. Debía ocuparse de la logística reversa, es decir, de las devoluciones, catalogarlas y enviarlas a un outlet o nuevamente al salón de venta.

Como gerenta de logística de Billabong debió cambiar “la bodeguita de la casa con las cajas apiladas” por un centro de distribución para la ropa de surf, contratar gente, entrenarla y hacerse cargo de los inventarios. En Eveready se topó con la sorpresa que no sólo serían pilas y linternas, ya que al mes de asumir la compañía compró Playtex y Hawaiian Tropic y tenía que entenderse con el Instituto de Salud Pública. Un organismo que ya conocía, pues fue gerenta de logística del laboratorio GlaxoSmithKline, con un surtido de artículos que requería distinto tratamiento. “Las vacunas, por ejemplo, llegaban por avión y debían despacharse con cadena de frío”

“Llego a todas las empresas a ordenar la casa”. En la suya predica con el ejemplo: “nunca va a faltar nada, compro por internet en un supermercado; mi closet está ordenado por ropa de manga corta, larga, y etiquetada”.

Como le gusta participar en todo -cuenta- en el Colegio de Ingenieros la postuló como primera vicepresidenta de la especialidad industria. Y está trabajando por la incorporación femenina a cargos gerenciales.

Nueva rutina con la maternidad

“Siempre prioricé lo profesional por sobre lo personal. Hasta que conocí a mi marido hace tres años y me casé”. Tiene un hijo de un año y espera el segundo. “Hay que ser organizada con los horarios. Antes no me importaba quedarme hasta las 10 de la noche y me conectaba al computador los domingos para ver qué había pasado el fin de semana”.

Su nueva rutina ya no incluye domingos frente al computador, “pero si tengo que conectarme un día a las ocho de la noche no es problema, la empresa sabe que contesto”.

Nunca ha sentido discriminación por ser mujer, pero sí ha percibido que “te ponen a prueba para ver cuánto sabes y eso pasa de capitán a paje”.

-¿Por qué crees que hay pocas mujeres en la alta dirección?

-Normalmente, las mujeres no llegan a ser gerentes, porque no quieren asumir cargos de mayor responsabilidad, ya que les quita tiempo con la familia, y porque no les dan la oportunidad. Prefieren áreas más estructuradas en los horarios, no tan demandantes. Y les falta atreverse, creerse el cuento. Por último, si no eres capaz te cambias de área.

Colaboradores

Hotel Double Tree
Fidelizador